Dejó a su marido por el DJ que pinchó en su boda… esta es la verdadera historia

0
3

Todo empezó en el año 2016, cuando Megan Willis regresó a Meryland, su ciudad natal, para reencontrarse con su hermana par hacer los preparativos de su boda. Escogieron el que consideraron ‘el local perfecto’ y, en este, trabajaba un DJ de nombre Mark con el que Megan tuvo muy buen ‘feeling’ desde un primer momento.

Ese mismo verano pasó por el altar y se dio el sí quiero con su pareja… pero la cosa nació muerta: al año, la relación ya estaba prácticamente acabada. Ahí fue cuando la joven de 26 años empezó a visitar Maryland de forma más recurrente. ¿Qué hacía ahí? Pues ir a cenar al restaurante donde trabajaba Mark… ya veis por dónde van los tiros. él, por su parte, también estaba sumergido en un matrimonio ruinoso.

“Hablar con Mark realmente me llevó a darme cuenta de que no debería tener que rogarle a mi marido por atención”, explicó megan al diario británico The Sun. “Mark era solo un amigo, pero todos los días se tomaba el tiempo para saber cómo estaba. Ambos disfrutamos mucho de nuestras conversaciones, sin importar cuán tontas o serias fuesen”, añadió.

A medida que las visitas de ella aumentaban, la relación entre ambos iba prosperando. Ambos se dieron cuenta de que sus respectivas relaciones no tenían solución… pero sí tenían una misma salida: “Su apoyo durante todo esto realmente significó mucho para mí. Al pasar por algo así como un divorcio, realmente necesitas tener a alguien allí para apoyarte y desahogarse, y eso es exactamente lo que Mark fue para mí y le estaré siempre agradecida por ello’’, declaró.

No fue hasta el año 2018 que decidieron poner fin a la relación que tenían con sus respectivas parejas. Llegados a ese punto, la situación ya era completamente insostenible. el único miedo que tenía Megan era la diferencia de edad entre ambos: él tenía 23 años más que ella:

“Al estar juntos, todos los pensamientos negativos desaparecieron. Yo me siento mayor y él se siente joven, así que es casi como si nos encontramos en el medio y es perfecto”, confesó ella.

Las cosas tampoco fueron ‘pan comido’ para Mark: ahora su pareja tenía 26 años y él tenía un hijo de 22… ¡podía ser su hija!: “Una vez que me di cuenta de que mi matrimonio había terminado, pude abrir los ojos al amor que sentía por Megan”, aseveró Mark.

A pesar de las críticas que han recibido por la diferencia de edad, ellos han decidido tomárselo con filosofía e intentar dar ejemplo de que esas cosas, en realidad, no deberían importar: “Realmente no nos importa lo que piensen los demás. Estamos felices y nuestra relación funciona y eso es todo lo que nos importa. El amor es el amor. Nunca te sientas avergonzado por quien amas. Nunca escondas tu amor. Es la sensación más increíble”.

“Espero que la gente vea que nuestra brecha de edad y el amor que nos tenemos el uno al otro y que la relación de la brecha de edad no sea tan extraña y eliminen el estigma de que si una mujer está con un hombre mayor, está con él por dinero”, concluyó.

si quieren tener hijos, la cosa ya es un poco más complicada: “Mark necesita revertir su vasectomía para hacerlo”, confesó Megan. “Se hizo la vasectomía hace 21 años, así que esperamos poder tener hijos en el futuro”… en cualquier caso y según ellos mismos contaron, ya tienen hasta los nombres escogidos.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta particular historia de amor? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Vanguardia.

La entrada Dejó a su marido por el DJ que pinchó en su boda… esta es la verdadera historia aparece primero en CABROWORLD.