Así funciona este nuevo método de alta precisión para imprimir en 3D objetos pequeños y blandos

En menos de 30 segundos de principio a fin, ahora podemos imprimir en 3D objetos pequeños y blandos gracias a un nuevo método desarrollado por investigadores del Laboratorio de Dispositivos de Fotónica Aplicada (LAPD) de EPFL (Escuela Politécnica Federal de Lausana).

El equipo ha publicado sus hallazgos en la revista Nature Communications, y se ha creado un spin-off, Readily3D, para desarrollar y comercializar el sistema. Lo podéis ver en acción en el siguiente vídeo.


Alta precisión

La nueva técnica se basa en los principios de la tomografía, un método utilizado principalmente en imágenes médicas para construir un modelo de un objeto basado en escaneos de superficie. La impresora funciona enviando un láser a través del gel translúcido, ya sea un gel biológico o plástico líquido, según sea necesario.

La capacidad de imprimir partes sólidas de diferentes texturas la hacen propicia para la medicina y la biología. El proceso podría utilizarse, por ejemplo, para fabricar objetos blandos como tejidos, órganos, audífonos y protectores bucales.

Actualmente, el sistema es capaz de fabricar estructuras de dos centímetros con una precisión de 80 micrómetros, casi lo mismo que el diámetro de un mechón de cabello. Según explica Damien Loterie, CEO de Readily3D:

Las técnicas de impresión 3D convencionales, conocidas como fabricación aditiva, construyen piezas capa por capa. El problema es que los objetos blandos hechos de esa manera se desmoronan rápidamente.


La noticia

Así funciona este nuevo método de alta precisión para imprimir en 3D objetos pequeños y blandos

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.