'First Love', Takashi Miike rejuvenece con una accesible historia de amor, humor y sangre

Takashi Miike tiene acreditados más de cien trabajos como director y afronta 2020 como su cuarta década al pie del cañón. Responsable de algunos de los momentos más hermosamente impactantes de nuestra memoria cinéfila, a la que llegó para quedarse con ‘Audition’ a finales de los 90, presenta ahora ‘First Love‘, un estupendo cuento de amor y yakuzas con todos los ingredientes para convertirse en la nueva favorita de su legión de seguidores.

Amor a quemarropa

Hay algo un poco raro con la nueva película de Miike: ‘First Love’ es optimista. Agradable. Un thriller entrañable (y violento) protagonizado por dos almas en pena que recopilan algunos de los rasgos más distintivos de los amores imposibles más clásicos a golpe de pistola… o de katana.

Takashi Miike en siete películas

En Espinof

Takashi Miike en siete películas

Un boxeador con serios problemas de salud y una joven destrozada por la droga, el destino y resquebrajada por aquellos que se cobran las deudas con almas, coincidirán en el momento oportuno en el sitio apropiado. El mismo sitio ideal que se volverá fatal para otros dos personajes que terminarán por hacer funcionar una mezcla explosiva llena de asesinatos, deudas pedientes, equívocos y litros de sangre a propulsión.

Con ‘First Love’, Miike da un portazo a sus aspectos más experimentales y agresivos, algo más que habitual en su cine, para ofrecer el que bien podría ser su thriller más accesible. Y lo hace sin perder su autoría. A pesar de tener la sensación de que el director de ‘Ichi the killer’ ha decidido marcarse un trabajo post-Tarantino tardío, en la onda del primer Guy Ritchie, consigue que en realidad no dejes de pensar precisamente en el Tarantino pre-Tarantino. En el de ‘Amor a quemarropa’, concretamente.

Amor de color 

Fl

‘First Love’ es un placer para la vista y una fiesta para todos los amantes del thriller vengativo que convierte en héroes (o no) a personajes poco propensos a serlos. Miike, además, equilibra la historia entre la química de dos corazones (rotos) perdidos y dos ambiciosos personajes del submundo del hampa japonés. Y la combinación resulta vertiginosa.

Tal vez el reencuentro del director con Masa Nakamura en la escritura, viejo colaborador habitual y con quien llevaba más de una década sin coincidir, ayuda a transmitir ese optimismo y esa jovialidad de quien disfruta haciendo disfrutar a los demás. Y es que la película, en el fondo, es una reunión de viejos amigos juntándose de nuevo para, nunca se sabe, una última vez. Aunque en el caso de Miike NUNCA hay una última vez.

Fl2

Nobuyasu Kita y Kôji Endô ponen luz y sonidos a una fantástica y rocambolesca historia de amor desesperado, casi suicida, pero lleno de humor y momentos para el recuerdo, como el encuentro de Leo con el adivino callejero, excepcionalmente escrito e interpretado.

‘First Love’, la (pen)última película de Takashi Miike es un inesperado canto a la vida mucho menos vertiginoso que de costumbre. La cámara y la edición llevan un compás mucho más clásico, elegante, fácil de seguir. Se disfruta a pequeños sorbos, aunque durante la mayor parte del tiempo tengas la sensación de estar bebiendo nitroglicerina de un solo trago.


La noticia

‘First Love’, Takashi Miike rejuvenece con una accesible historia de amor, humor y sangre

fue publicada originalmente en

Espinof

por
Kiko Vega

.