Este guante puede traducir el lenguaje de signos al habla en tiempo real

Un guante que puede traducir el lenguaje de signos al habla en tiempo real a través de una aplicación de teléfono inteligente ha sido desarrollado por bioingenieros de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

Los detalles de su prototipo han sido publicados en la revista Nature Electronics: para la traducción, se usó un algoritmo de aprendizaje automático personalizado que convirtió los gestos en letras, números y palabras que representaban.


Portátil y económico

El dispositivo está hecho de polímeros elásticos ligeros y económicos pero duraderos. Los sensores electrónicos también son muy flexibles y económicos, a diferencia de dispositivos anteriores, que eran mucho más aparatosos.

f

El sistema reconoció 660 signos, incluidas cada letra del alfabeto y los números del 0 al 9.

En los guantes, sensores delgados y elásticos se extienden a lo largo de cada uno de los cinco dedos. Los sensores están confeccionados de hilos conductores de electricidad, recogen movimientos de manos y colocaciones de dedos que representan letras, números, palabras y frases individuales.

A continuación, el dispositivo convierte los movimientos de los dedos en señales eléctricas, que se envían a una placa de circuito del tamaño de una moneda que se lleva en la muñeca.

Finalmente, la placa transmite esas señales de forma inalámbrica a un smartphone que las traduce en palabras habladas a una velocidad de aproximadamente una palabra por segundo.

Según explica Jun Chen, profesor asistente de Bioingeniería en la Facultad de Ingeniería Samueli de la UCLA e investigador principal de la investigación:

Esperamos que esto abra una manera fácil para que las personas que usan el lenguaje de signos se comuniquen directamente con los no firmantes sin necesidad de que alguien más les traduzca. Además, esperamos que pueda ayudar a más personas a aprender el lenguaje de signos.


La noticia

Este guante puede traducir el lenguaje de signos al habla en tiempo real

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.